¿Qué es el Growth Hacking? Y cómo aplicarlo en tu negocio

Tabla de contenidos

El crecimiento es el objetivo principal de la mayoría de las empresas, sobre todo cuando se habla de startups. Aunque no existe una fórmula universal para conseguirlo, el Growth Hacking se presenta como una metodología de marketing que puede hacer que resulte mucho más fácil.

Con una popularidad que ha crecido exponencialmente en los últimos años, es una de las formas más eficaces de potenciar el crecimiento de las empresas, sobre todo las de reciente creación.

Se encarga de replantear la visión que se tenía del marketing digital, enfocándose en minimizar el uso de recursos pero intentando maximizar los resultados en el proceso.

¿Qué es el Growth Hacking?

Teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, se puede definir como una innovadora manera de enfocar las estrategias orientadas al crecimiento rápido y sólido de los negocios, a través de tácticas que identifican los puntos débiles de la empresa.

Las branding campaigns que se llevan a cabo con estrategias de Growth Hacking exigen la realización de muchos experimentos y performance marketing. Los growth hackers deben hacer hipótesis, revisar si son válidas, hacer pruebas y, finalmente, descubrir oportunidades de crecimiento para el negocio en el que trabajan.

Toda esta forma de hacer marketing empezó con Sean Ellis, quien fue responsable de acuñar el término. Usó sus tácticas con empresas que hoy son exitosas y mundialmente conocidas, como Eventbrite y Dropbox.

Los puntos débiles o críticos que guían al desarrollo de las estrategias se identifican mediante KPIs que permiten medir el éxito. Los más comunes son las ventas de un servicio o producto, tráfico web y clientes potenciales. Por ejemplo, si se ha identificado que el punto crítico es el tráfico web, es necesario experimentar con diferentes tácticas para descubrir cuál puede servir para potenciar la cantidad de visitantes que recibe el sitio web.

Sobre las KPIs, hay que aclarar que variarán de una empresa a otra, ya que no todas poseen la misma definición de éxito. Para algunas implicaría maximizar las ventas, mientras que para otras podría ser atraer un mayor número de clientes.

Ahora bien, hasta ahora podría parecer que esta disciplina es similar a otras formas de marketing que también se enfocan en maximizar el crecimiento, pero la diferencia radica en que el enfoque principal son los objetivos. Además, en la práctica resalta por ser una estrategia más económica y rápida en comparación con estrategias de marketing más tradicionales. La posibilidad de crecer con inversiones bajas y rápidamente está detrás de su creciente popularidad.

Requisitos para aplicar el Growth Hacking en tu negocio

Ahora que has visto el potencial tan grande que tiene esta disciplina cuando se trata de potenciar el crecimiento, es importante que conozcas cuáles son los requisitos que debes cumplir para poder aplicarla en tu negocio:

  • Experimentar: solo a través de la experimentación es posible descubrir si las hipótesis planteadas son válidas.
  • Establecer hipótesis: a través de la intuición y conocimiento de los growth hackers, se deben desarrollar hipótesis para conseguir llegar a descubrir las tácticas que permitirán que crezca el negocio.
  • Herramientas: son imprescindibles para ejecutar actividades automatizadas, realizar pruebas y analizar datos.
  • Objetivo: sin un objetivo claro hacia el cual se van a orientar todas las acciones, es imposible aplicar el Growth Hacking.

Herramientas para conseguir el crecimiento con Growth Hacking

Lo primero que debes saber sobre este punto es que no existen herramientas específicas para esta disciplina. De hecho, es posible que muchas con las que ya estás familiarizado, las cuales son propias del marketing tradicional, puedan usarse.

Lo que marca la diferencia entre un simple Performance Marketing y el Growth Hacking se encuentra en la mentalidad detrás de la utilización. Durante todo el proceso de uso es necesario cumplir con los requisitos anteriormente expuestos.

Además, las herramientas a utilizar deben estar relacionadas con los experimentos que se desean hacer. Por ejemplo, si estos se relacionan con el SEO, se pueden usar herramientas de análisis de keywords y páginas de la competencia como SEMrush, Ubbersugest, Google Search Console y Keyword Explorer. Por su parte, cuando los experimentos están relacionados con las redes sociales, la automatización y gestión de las mismas, será necesario usar herramientas como Hootsuite y mLabs. Si el plan es hacer branding campaigns mediante correo electrónico, herramientas como GetResponse o MailChimp serán idóneas.

No obstante, existen algunas que son más universales y será necesario usarlas en todos los casos, independientemente de cuáles sean los experimentos planteados. Una de las básicas dentro del Growth Hacking es Google Optimize, herramienta crucial para mejorar la eficacia de toda clase de elementos HTML de un sitio web como landing pages, formularios, imágenes, entradas de blog y CTAs.

De la misma forma, Optimizely es una herramienta muy importante para experimentar con aplicaciones de TV e Internet, sitios web de manera avanzada y aplicaciones móviles. No se puede evitar mencionar las herramientas más conocidas para el análisis de datos como Google Analytics, SimilarWeb, Facebook Insights, Twitter Analytics, Instagram Insights y Hotjar.

Como se mencionó en un principio, el Growth Hacking busca obtener grandes resultados de crecimiento con inversiones muy bajas, por lo que podría pensarse que, si estas herramientas tienen costes elevados, entrarían en contradicción con la aplicación de la metodología. Al respecto hay que aclarar que las herramientas a utilizar estarán limitadas según el rendimiento que se espera y el presupuesto de tu negocio. Por tanto, su utilización no implica renunciar al principio de realizar la inversión más baja posible. Asimismo, aunque algunas de estas herramientas tienen costes algo elevados, usarlas siempre resulta más económico que utilizar herramientas del marketing tradicional, como pagar por anuncios televisivos.

Por último, hay que recalcar que siempre se debe mantener un enfoque que mezcle lo curioso, analítico y creativo cuando se utilicen estas herramientas para aplicar el Growth Hacking. Solo de esta manera es posible asegurarse de que será posible cumplir con los objetivos de crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprende a convertirte en desarrollador blockchain profesional y conseguir un trabajo de más de 100.000 dólares/año

Diferénciate de tu competencia

Logra un flujo constante de clientes

→ Conocerás el cambio que debes hacer en tu negocio/estudio para empezar a atraer proyectos de calidad que te permitan vivir de la arquitectura con estabilidad económica.

→ Sabrás cómo diferenciarte de tu competencia y posicionarte como arquitecto independiente para atraer a un flujo constante de clientes y que nunca más te falte trabajo.

→ Compartiré contigo la metodología que ya están usando más de 1.000 arquitectos de 25 países para vivir de su profesión con libertad y prosperidad.